Congestión Nasal = Insomnio

Nos metemos en la cama y empezamos a dar vueltas. Primero tenemos mucho calor, sudamos, la nariz se nos tapona y nos despertamos porque nos resulta difícil respirar. Tratamos de aliviar el calor con una ducha rápida y bien fría, bebemos agua, nos damos un paseo por casa y volvemos a intentarlo, pero parece que lo conseguimos.

El calor, la humedad, la presión, todos los cambios afectan al bienestar de nuestro cuerpo y de ahí surgen los problemas para conciliar el sueño. Eso que tantas veces escuchamos de la “nariz tapada” es una respuesta sensorial del flujo aéreo nasal que al alterar los niveles de temperatura y humedad del aire que inhala se rebela y se inflama.

Nos gustaría tener el poder como para regular la temperatura atmosférica en épocas de verano intenso, pero como eso no puede ser, te damos algunos consejos:

Mantener una buena temperatura interior, ¿y cuál es la buena temperatura interior? La diferencia entre la temperatura exterior e interior no debería de ser superior a 10 grados y siempre con el límite de 20 grados, menos de veinte grados cuando en el exterior la temperatura es superior a 30 es un riesgo para nuestra salud.

Mantén la humedad correcta en la habitación en la que duermes nunca menos de un 35% de humedad en la habitación.

Bebe mucho y mantente hidratado durante todo el día.

La limpieza y la higiene son fundamentales. Trata de conservar la casa siempre limpia y tus fosas nasales también.

Sanatusin Nasal te ayudara a descongestionar tus vías nasales gracias a sus compuestos naturales como el mentol y eucalipto.