Consejos para un buen descanso si estás resfriado

Para dormir mejor durante un resfriado es recomendable lo siguiente:

  1. Elevar la cabecera de la cama o colocar varios almohadones para mantener una postura más
    incorporada que facilite la respiración durante la noche. Al tener la cabeza más erguida que el resto del
    cuerpo, los senos nasales se abren facilitando el proceso de toser.
  2. Colocar un humidificador en la habitación donde se vaya a dormir. Un cierto grado de humedad en el
    aire de la estancia mantendrá las mucosas nasales húmedas originando un gran alivio durante el sueño.
  3. Mantener el nivel de hidratación es esencial para fluidificar la mucosidad y mejor la respiración.
    Dejar de comer o ingerir líquidos y la fiebre puede empeorar la enfermedad a causa de la
    deshidratación.
  4. Tomar una taza de té caliente antes de acostarse. Es recomendable que el té no tenga cafeína para
    que no cause problemas a la hora de conciliar el sueño. Si además se le añade al té, miel y limón, es
    posible aliviar el dolor de garganta y abrir los senos paranasales.
  5. Seguir las recomendaciones médicas y tomar los fármacos recetados según sus indicaciones.