Niños y mascotas ¡Cuidado!

El cuidado de tus hijos con tu mascota debe ser vital para evitar enfermedades, los niños son susceptibles de contagiarse por el contacto con mascotas mal cuidadas.

La transmisión de enfermedades entre animales domésticos y humanos sí es posible y puede dañar seriamente la salud. No queremos incitar a deshacerte de tu mascota, si no de aprender de los cuidados y la línea que como padre debes marcar para el contacto de tu mascota y tu hijo.

Entre la lista de enfermedades que puede afectar a tu pequeño, está demostrado que incluso un animal (aparentemente saludable), es capaz de trasmitir una infección, bajar las defensas de tu hijo y hacer que fácilmente después ellos se resfríen.

Creemos que es importante mencionar algunas reglas de higiene con tu mascota para que no te preocupes:

  • Evita que el niño bese al animal, sobre todo cerca de la nariz y de la boca, donde los animalitos portan más gérmenes.
  • Si tu hijo ha jugado con tu mascota, enséñale a lavarse las manos, sobre todo antes de comer algo o tocar los utensilios
  • Las pulgas y los gusanos se evitan fácilmente, mediante tratamientos preventivos
  • Si encuentras alguna infección, consulta a tu veterinario y aleja a tu hijo del animal hasta que el tratamiento haya funcionado

Parece un trabajo excesivo, pero teniendo en cuenta que una mascota puede ser algo muy gratificante tanto para los niños como para los adultos, estos cuidados merecen la pena.