Peligros al volar resfriado

¿De vacaciones? Volar resfriado puede ser peligroso

Viajar siempre es un placer, pero cuando hay algún problema de salud que lo impide, se vuelve tedioso y puede traer consecuencias negativas para tu salud y para los que te acompañan en tu viaje. Considera estos consejos para prevenir contagios y complicaciones en la salud de otros. 

¿Qué ocurre durante el vuelo?

Estar en un avión durante horas significa permanecer encerrados en un mismo lugar con personas que probablemente estén propensas a contagiar. Si parte de la molestia del resfrío es la tos, no se debe tapar la boca con las manos, ya que esto puede contagiar a otros pasajeros.

¿Cómo? Por ejemplo, una persona tose cubriéndose la boca con la mano y luego le da esa mano a otra persona o abre una puerta con esa mano. Lo correcto es toser tapándose con el brazo. «Si uno nota que se tapó la boca con las manos al toser, es aconsejable lavarse o utilizar un desinfectante de manos para evitar la propagación de gérmenes”

“Si estás con un síndrome viral respiratorio (mocos, catarro, congestión nasal) y tenés que volar, lo ideal es que no vueles, ya que las diferentes presiones que se generan en despegue y aterrizaje con una inflamación presente, dificultan que el cuerpo equilibre las mismas y genere molestias de leves a moderadas”

Sin embargo sabemos que quieres disfrutar ese viaje, o por trabajo necesitas realizarlo, a continuación te recomendaremos algunas medidas que calmarán las molestias ante los síntomas de resfrío durante un vuelo:

  • Empezá a tomar 48 horas antes un descongestivo, por ejemplo Sanatusin Antitusivo de día o de noche, dependiendo el horarios de tú vuelo.
  • Dormí bien (si volás de noche, dormí en el avión, y si volás de día, dormir en casa, no en el avión); el descanso es fundamental para enfrentar situaciones infecciosas.
  • Hidrátate bien con agua.
  • No tomes alcohol (deshidrata).
  • Cuando despega y aterriza el avión, bosteza o tapate la nariz, toma aire por la boca y trata de sacarlo por la nariz tapada, generando una presión interna para destapar la trompa de eustaquio, que es un orificio que comunica el oído medio con la boca.
  • Una buena meditación para apagar la cabeza de los numerosos pensamientos que la enloquecen es una gran herramienta.

Deja una respuesta