¿Por qué nos resfriamos en verano?

Estas planeando una gran salida con tus amigos, pero al levantarte te sientes cansado, estornudas con frecuencia y tienes congestión nasal. El termómetro marca 38.5°C. ¿Estoy resfriado? ¡Pero si estamos en pleno verano!

Aunque no lo creas los resfriados también nos atacan en los meses más cálidos del año. Para sorpresa de muchos, el 20% se presentan durante el verano, pero ¿POR QUÉ NOS RESFRIAMOS EN VERANO?

Los resfriados son cuadros infecciosos que afectan a las vías respiratorias altas (nariz y garganta) y que aparecen habitualmente en la época fría del año, pero no siempre es así. Tanto los rinovirus (más frecuentes en invierno) como los enterovirus (más frecuentes en verano) son los responsables y se contraen básicamente de dos maneras:

Cuando una persona tiene contacto con su propia nariz o boca después de haber tocado objetos (teclados, toallas, etc.) contaminados por una persona resfriada.

Cuando una persona enferma habla, tose o estornuda y respira las gotas microscópicas que libera en el aire.

Hay que reconocer que casi nadie piensa que, durante la época estival, se va a resfriar, pero existen condiciones que pueden disminuir las defensas del organismo y que podrían prevenirse:

El peligro del aire acondicionado: Estos sistemas extraen humedad del aire, y pueden llegar a resecar el ambiente por debajo del 30%. Si esta situación se da de forma continuada, las mucosas de la nariz y otras vías aéreas se resecarán, haciéndolas más vulnerables a una infección.

Cambios bruscos de temperatura. En ellos los aires acondicionados también tienen gran parte de la culpa. Diferencias de 10°C o más entre la temperatura exterior y la interior.

Estrés. La llegada de las vacaciones implica cierres, entregas, viajes, etc. lo que genera situaciones estresantes que pueden disminuir nuestras defensas.

Cuídate y alivia los síntomas del resfrío con Sanatusin disponible en su presentación de cápsulas blandas que no dañan tu estómago, pero si actúa de manera rápida contra el resfrió.