¿Puede la gripe provocar una ola de bajas laborales?

¿Sabías que el coste de este absentismo en España supera los 1.200 millones de bolivianos? ¿Te imaginas las implicaciones que tiene el virus de la gripe y el resfrío en las empresas de tu ciudad?

La gripe es una enfermedad de curso agudo cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno. Su período de incubación es de 48 horas y se transmite por el aire. Sus principales síntomas son fiebre elevada, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa, lagrimeo y faringitis leve.

Pero incluso en los casos leves, la gripe es el virus que más absentismo laboral provoca en distintas ciudades del mundo.

Además, el 25% de los trabajadores afectados necesita unos siete días de baja para recuperarse. No obstante, si comparamos la gripe con otras enfermedades, observamos que no es la que implica una baja más larga. De hecho, la anorexia nerviosa puede llegar a los 120 días de baja; la lepra o la esquizofrenia simple, 90 días; la rabia o una fractura de tobillo, 60 días; embolia y trombosis cerebrales, 45 días; cataratas, mordedura de rata o varices vulgares, 30 días.

En el otro lado de la balanza se encuentran los trabajadores que se encuentran en perfecto estado y simulan estar enfermos para disfrutar de una baja como si de unas vacaciones pagadas se tratara. Y eso, igual que contagiar la gripe, también repercute en sus compañeros, que asumen una sobrecarga de trabajo. El fraude que puede haber en bajas ronda entre el 10 y el 15%, pero el 85% restante lo que quiere es curarse y trabajar.

Si bien la gripe parece una enfermedad menor, en los países como España ha llegado a provocar cientos de muertes. Una cifra alarmante y una patología que, según el informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, va en aumento. Tal es así que durante la última semana de 2017 los casos en España prácticamente se duplicaron. En concreto se pasó de 121 casos por cada 100.000 habitantes a 208. En la gran mayoría de las comunidades autónomas las autoridades sanitarias han declarado ya la situación de epidemia y lo peor aún no ha llegado. Desde el inicio de la temporada 2017-18 hasta febrero de 2018 se han notificado 472 defunciones, según acierto.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *