¿Qué significan los distintos colores de los mocos?

Es probable que solo notes mucosidad cuando estás enfermo o con alergia, pero el color, la textura y la mucosidad puede decirte mucho más de lo que crees, hoy vas a descubrir a que debes estar atento.

Los mocos, como comúnmente les decimos sirven para eliminar del cuerpo lo que nos está enfermando o irritando, conocer los síntomas puede ayudarte a saber lo que te está pasando, y todo está en el color, la textura y la viscosidad de tus mocos: pueden ser transparentes, pegajosos o incluso, en algunos casos, malolientes. Sea como fuere, al observarlos puedes percibir qué está mal con tu salud y después ir al médico para seguir un tratamiento.

Moco líquido y transparente

Este tipo de moco ayuda a eliminar los contaminantes y el polvo. Contiene proteínas y anticuerpos que combaten los virus y bacterias que pueden entrar a través de tus fosas nasales.

Blanco

El color blanco en los mocos indica el comienzo de una infección menor como un resfriado, alergias o deshidratación.

Amarillo

Al contrario que en el caso anterior, los mocos amarillos representan una infección más fuerte. Este tipo de mucosidad es producto de que tu sistema inmune está tratando de defenderse.

Verde

Los mocos verdes responden a la lucha de tu cuerpo contra una infección aún mayor. Estos contienen glóbulos blancos que estuvieron peleando contra el virus y bacterias en mayor concentración que los mocos amarillos, de ahí su particular color.

Rojo o rosa

Las manchas de color rojo o rosa en los mocos no son más que sangre de vasos sanguíneos rotos que se encuentran muy cerca de la superficie del interior de la nariz. Cuando te suenas demasiado o el revestimiento está demasiado seco, pueden romperse.

Negro

La mucosidad negra o marrón puede corresponder a una infección con hongos o que eres fumador.

Recomendaciones

Si sufres de cualquiera de los síntomas del resfrío, lo recomendable para combatirlos es Sanatusin Nasa te libera de la congestión nasal, elaborado a base de mentol, eucalipto y aceite de lavanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *