UN VERANO LIBRE DE RESFRÍO

Durante el verano solemos padecer menos resfriados que durante el invierno, ya que es más dificil que los virus se propaguen (sobreviven con frío, baja humedad y poca luz solar).

Esto no quiere decir que estemos libres de contraer un resfriado durante el verano y que todos nuestros planes se vean perjudicados, aquí te dejamos algunos tips que pueden ser de ayuda.

Evita los cambios bruscos de temperatura

Entendemos que las temperaturas de verano nos hacen desear siempre estar con aire acondicionado o ambientes aclimatados, pero trata de evitar los contrastes súbitos entre calor y frío, que hacen que tus mucosas realicen un sobreesfuerzo para adaptarse y se vuelven menos eficientes.

Es mejor ser precavido

Si entras a un mabiente con aire acondicionado a una temperatura muy baja. Para que el cambio no sea tan brusco, lleva siempre algo para taparte en estos casos (un foulard, una chaqueta fina…).

Lo ideal sería mantener el aire entre 24 y 26º según el grado de humedad, y evitar ponerlo de noche.

Alimentos contra el resfríado

Para derrotar al virus, vitamina C: No solo la consigues de los cítricos. También te la aportan el pimiento rojo, el perejil y el kiwi.

Hidrátate: Los jugos naturales te aportan vitaminas y una buena dosis de agua.

Ponerte al sol te puede ayudar

Es la mejor forma de activar la producción de vitamina D que, entre otros muchos beneficios, previene las infecciones respiratorias.

Sanatusin Gel es un antigripal de agradable sabor a miel y limón en presentación de sachet que puedes llevarlo contigo a todas partes y estar siempre listo para atender a tiempo los molestos síntomas del resfrío.

Deja una respuesta