Vacuna contra la gripe ¿Bueno o malo?

A partir de Abril, arrancamos el año con una temporada intensa de frío y lluvias acompañada de la gripe y el resfrío. Tomar las previsiones ante una enfermedad infecciosa que hace décadas mataba pero que, gracias a los avances médicos y a que nos hemos ido inmunizando, ahora no representa un peligro salvo para la población denominada de riesgo: mujeres embarazadas, ancianos, niños o personas con sistema de defensas bajas.

¿Qué es la vacuna de la gripe?

La vacuna de la gripe, así como otras vacunas que administramos a los peques, está elaborada en base a fragmentos de virus muertos. Cada año se elaboran vacunas diferentes dependiendo de las cepas que estén causando la epidemia de gripe.

¿Cómo actúa?

Sucede como con el resto de las vacunas, el organismo las reconoce como una infección y elabora anticuerpos frente a esos virus, pero a diferencia de las demás vacunas esta protección sólo dura una temporada por eso cada año es necesario volver a vacunarse a lo que añadimos que cada año los virus también son diferentes.

¿Desde qué edad se administra en niños?

La vacuna no se puede administrar en menores de seis meses.

¿Cómo es la vacuna para menores?

En cuanto a las dosis se administra en menores de nueve años dos dosis separadas por al menos cuatro semanas, y en los mayores de nueve años es suficiente con una dosis de vacuna.

¿Cómo se distingue la gripe?

Hay algunos síntomas que nos hacen pensar más en gripe que en un simple catarro como aparición de los síntomas en forma brusca:

•Fiebre alta

•Dolor de cabeza intenso

•Tos seca e intensa

•Dolores musculares intensos

•Mucha sensación de cansancio que puede durar hasta dos semanas.

En niños sanos (niños que no formen parte de los grupos de riesgo) es una enfermedad leve que se resuelve espontáneamente, que no necesita vacunación y que requiere el siguiente tratamiento:

•Reposo

•Adecuada alimentación: líquido para evitar exceso de moco y la deshidratación provocada por la fiebre.

•Evitar exposición a contaminantes ambientales

Sabiendo cómo se contagia la gripe podemos ayudar a prevenirla: el virus puede estar en el aire (la persona infectada que ha tosido o estornudado) y en los objetos que puede haber tocado, por lo que lo más importante son las medidas básicas cómo el lavado de manos,taparse la boca al toser o estornudar , no compartir objetos personales con personas que puedan estar afectadas y no tocarse ojos, nariz y boca .